Ingredientes

para la base de la tarta

– 200 g de galletas rectangulares de calidad (yo usé galletas de canela) o un bizcocho genovés- 200 ml de leche- 1/2 cucharadita de azúcar vainillado

para la crema de moka

– 180 g de azúcar- 100 g de agua- 3 yemas- 20 g de agua- 10 g de café en polvo (yo usé sobrecitos de descafeinado)- 250 g de mantequilla blanda

Preparación

1. Empezamos preparando la crema de moka. Volcar en el vaso el azúcar y los 100 g de agua y programar 6 min., 100º, vel 2, para obtener un almíbar clarito.2. Calentar un poco (en el micro unos segundos) en un vaso los 20 g de agua restantes y disolver el café soluble. Si gusta con más sabor a café, se puede añadir un poco más (o usar café fuerte de cafetera). Reservar3. Cuando el almíbar esté terminado, programar vel. 4 y con la máquina en marcha, volcamos con cuidado por el bocal las 3 yemas de huevo para que no se cuajen. Programamos 5 ó 7 minutos, 90º, vel 4, para obtener una natilla clarita (si no fuera así, programar algún minuto más de calor).4. Cuando esta crema tenga la consistencia deseada, añadirle el café disuelto y mezclarlo a mano con la espátula. Sacar esta crema a un recipiente y reservar.5. Esperamos a que la crema recién hecha se enfríe a temperatura ambiente, así que podemos ir preparando ahora la base de galletas.6. Cuando la natilla y la máquina estén frías, ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos la mantequilla blanda en trozos y la batimos en frío en vel 3, unos segundos, hasta que quede como una pomada. Entonces, con la máquina en marcha, en vel 4, vamos volcando por el bocal la natilla de café y la dejamos homogeneizando un par de segundos más.Para la base de galletas, calentar en el micro la leche con el azúcar vainillado durante un par de minutos, y vamos remojando las galletas. Luego vamos cubriendo el recipiente, primero con galletas remojadas en leche y seguidamente con una capa de crema de moka. Así hasta que acabemos con el preparado (la última capa debe ser de crema).Metemos la tarta en la nevera hasta que se endurezca y después la decoramos como queramos: nata, almendras, chocolate… en fin, imaginación al poder. Si la tarta la hacemos con bizcocho genovés, abrirlo por la mitad y emborrachar solamente la parte de abajo, con un almíbar hecho con 100 g de azúcar y 50 g de agua (con algún lico, brandy, whisky…). Se pone la mitad de la crema de moka en el interior del bizcocho emborrachado o no, y con la otra mitad recubrimos la superficie y los costados de la tarta.

normal pasteles de moka