Hoy vamos  realizar una receta que os encantará, no tiene un nombre concreto ya que en cada lugar lo llaman de manera diferente, pero para que os hagáis una idea se trata de palitos de queso. Es una receta que os servirá tanto para un aperitivo como para un acompañamiento. Se suele servir con alguna salsa, pero eso os lo dejamos a vuestro gusto.

 

Ingredientes

  • 280 gr. harina de trigo
  • 1 cucharada de levadura
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 huevo
  • 50 gr de mantequilla
  • Agua fría
  • 300 gr de queso blanco en palitos
  • Sal
  • Aceite

 

Elaboración

En primer lugar mezclaremos en un recipiente la harina, la levadura, el azúcar y la sal. Cuando esté todo bien mezclado, haremos un hueco en medio y añadiremos el huevo, la mantequilla y el agua.

Será el momento que tendremos que remover todo muy bien hasta crear una masa homogénea. Podemos comenzar con una cuchara de madera y cuando esté más o menos mezclado continuar con las manos, es la mejor forma.

Para hacer bien, pasaremos la mesa a la encimera de nuestra cocina y amasaremos durante 5 u 8 minutos hasta la que masa esté suave, entonces la devolveremos al recipiente y la taparemos con papel film y la dejaremos reposar durante media hora.

Cuando haya pasado ese tiempo, pondremos harina donde vayamos a trabajar, y extenderemos la masa con un rodillo. Una vez esté bien extendida cortaremos la masa a tiras y amasaremos cada tira por separado.

Ahora envolveremos cada palito de queso con cada tira, asegurándonos que quede todo bien cubierto. Y ahora solo quedará freír con mucho aceite durante unos minutos, hasta que esté dorados y listo para comer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here