carne 20de 20cerdo small Carne de cerdo, cómo elegirla

El cerdo es uno de los animales más comercializados para el consumo en España, de él se aprovecha prácticamente todo, bien sea para consumir en fresco o para la elaboración de embutidos.

Cuando compres carne de cerdo debes prestar atención a su color; debe ser de un tono rosa pálido y la grasa blanca y firme (si la carne es de color rosa oscuro quiere decir que proviene de un animal viejo). Si es de cerdo blanco su carne es más magra y con menos contenido de grasa, la carne del cerdo ibérico es más rojiza, más consistente y más sabrosa.

No se aconseja guardarla en la nevera durante más de dos días. A la hora de prepararla, a diferencia de otras carnes como la ternera o el buey, la carne de cerdo tiene que consumirse bien hecha (ya sea a la plancha, al horno o cocida), no debe servirse con partes sangrantes. A continuación veremos algunas de las partes más consumidas:

– Cinta de lomo: se vende fresca o en adobo para preparar a la plancha o bien al horno, es una de las piezas más consumidas, ya que su precio es asequible.

– Solomillo: es la parte del cerdo más magra y tierna y por ello la más apreciada, resulta deliciosa preparada en sartén al horno o guisada.

– Chuletas: habitualmente se comercializan las de cerdo blanco y pueden ser de riñonada o de aguja, ambas igual de tiernas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here