Para realizar esta receta para 6 comensales vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

Masa quebrada (masa para quiche).
– 1/2 kilo de champiñones frescos.
– 1 huevo.
– 1/2 limón o unas gotas de zumo de limón.
– 36 gr. de mantequilla.
– 1 cucharada sopera de aceite.
– 1 cucharada sopera colmada de harina.
– 1 vaso (de los de agua) de leche fría.
– Sal.

Comenzamos esta receta poniendo la masa en el molde y la untamos con una clara de huevo que previamente habremos batido ligeramente con un tenedor, pinchamos bien el fondo para que no le salgan pompas a la masa y la ponemos en el horno; mientras vamos preparando el relleno.

Para ello lavamos y cepillamos bien los champiñones, les quitamos las partes malas que puedan tener y los echamos en un bol con agua fría y unas gotas de limón. Una vez bien lavados, los sacamos de uno en uno y cortamos el tronco y la cabeza en laminas gruesas; los vamos echando en un cazo y añadimos algo menos de la mitad de mantequilla, unas gotas de limón y sal; cubrimos el cazo con una tapadera y los dejamos 6 minutos a fuego lento.

En otra sartén a parte, ponemos el resto de la mantequilla a derretir con el aceite, añadimos la harina y vamos agregando poco a poco la leche mientras removemos con unas varillas; añadimos un poco de sal y dejamos 6 minutos. Ponemos la yema de huevo en un tazón y añadimos la bechamel despacio, lo vertemos en la sartén, removemos y añadimos los champiñones; cuando la masa este dorada lo añadimos y servimos caliente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here