Ingredientes para 4 personas (tiempo estimado de preparación 45 minutos):

– 1 kilo de tomates maduros (4 tomates grandes).
– 3 cucharadas de aceite de oliva.
– 2 cucharadas de perejil picado.
– 2 cucharaditas de ajo en polvo.
– Pan rallado.
– Sal.

Comenzamos cortando los tomates a lo ancho y quitandoles las simientes, esto se debe hacer con mucho cuidado para no estropear los tomates por lo que si queda algo de simiente no pasa nada.

Salarlos al gusto y reservarlos en una fuente boca abajo para intentar que pierdan un poco de su agua.

Preparamos una fuente para horno donde añadiremos en el fondo dos cucharadas de aceite de oliva e iremos colocando con cuidado los tomates boca arriba.

En un bol pequeño mezclamos bien el perejil picado y el ajo en polvo y añadimos esta mezcla por encima de los tomates (debe quedar bien repartida).

Salar al gusto y espolvorear por encima con un poco de pan rallado.

Rociamos los tomates con el resto de aceite de oliva y los introducimos en el horno previamente calentado durante unos 45 minutos (este tiempo dependerá del tamaño de los tomates elegidos, si son pequeños debemos reducir el tiempo). Servir bien calientes.

Esta receta se puede utilizar como primer planto de verdura o si los tomates son pequeños como acompañamiento para un pescado o una carne.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here