Ingredientes:

150 g. de mantequilla150 g. de azúcar glass4 huevos, separadas las yemas de las claras170 g. de semillas de amapola molidas (mi paquete tenía 150 g)50 g. de harina50 g. de maicena65 ml. de lecheuna pizca de sal1 cucharadita de extracto de vainilla1 cucharada de ronralladura de limónazúcar glass para espolvorear

Preparación:

Precalentar el horno a 180º C.Batir la mantequilla con el azúcar, la leche, la sal y la ralladura de limón hasta conseguir una mezcla esponjosa,(no me fijé en el tiempo). Añadir las yemas de huevo, una por una, las semillas de amapola y mezclar, 6 min. vel. 3 1/2 .Montar las claras a punto de nieve y reservar (lo hice con mi batidora nueva mientras se batían las yemas)Agregar el extracto de vainilla y el ron y mezclar de nuevo.Añadir la harina y la maicena, lo puse 10 seg. vel.5 incorporar la mezcla anterior, a las claras reservadas y con movimientos envolventes remover suavemente.Untar un molde de fondo desmontable con mantequilla, espolvorearlo abundantemente con harina y poner en él la mezcla. Meter al horno durante 20 minutos. Seguidamente bajar la temperatura a 140º C y cocer otros 20 minutos aproximadamente. Dejar enfriar antes de desmoldar. Una vez fría la tarta, desmoldarla y espolvorearla abundantemente con azúcar glass. Servir acompañado de unas natillas muy ligeras, nata montada, helado o tal cual.

NOTA: Se puede cortar por la mitad y rellenar con mermelada de albaricoque o de otra fruta, aunque el sabor a amapola no queda tan auténtico. Esta tarta mejora conforme pasan los días. Se congela perfectamente.

tarta 13

tarta 14
tarta 15
tarta 16
tarta 17
tarta 18