El tiempo de preparación de esta receta es de una hora y diez minutos, y los ingredientes para seis comensales son:

– De kilo a kilo y medio de sepias.
– 1 kilo de guisantes desgranados.
– 1 cebolla grande.
– 2 tomates maduros medianos.
– 1 diente de ajo.
– 5 cucharadas soperas de aceite.
– 1 vaso (de vino) de vino blanco.
– 3 cucharadas soperas de anís.
– 1 puñado de piñones.
– 1 pellizco de azafrán.
– 1 palito de canela.
– 2 rebanaditas de pan frito.
– Sal.

Cuece los guisantes con agua y sal durante 15 minutos, resérvalos escurridos, limpia y corta las sepias en trocitos.

En una cacerola de barro pon el aceite a calentar y echa las sepias, remuévelas con una cuchara de madera hasta que empiecen a dorarse, añade la cebolla muy picada y tras dos minutos los tomates pelados.

Con las simientes quitadas y cortados en trocitos muy pequeños, deja que rehogue todo unos cinco minutos y cubre con el agua justa, pon el palito de canela y deja que cueza a fuego lento hasta que las sepias estén tiernas.

En un mortero maja el azafrán, añádele el pan frito, el ajo y la mitad de los piñones.

Cuando esté todo como una pasta, diluyelo con el vino y el anís; añade esto a las sepias, así como los guisantes, rectifica de sal si fuera necesario y echa el resto de piñones, revuelve y calienta todo en conjunto y sirve de la misma cacerola.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here