Esta tarta de cebolla se puede utilizarse como entrante o bien como aperitivo, aunque a priori no lo parezca la cebolla nos puede dar mucho juego en la cocina, incluso convirtiendose, como en este caso, en el ingrediente principal de nuestro plato.

Comprobaras que su elaboración es realmente sencilla y no te llevará más de 50 minutos.

Ingredientes (para seis persona)s:
–  1 Kg. de cebollas.
–  100 ml. de nata.
–  3 huevos.
–  1 lamina de pasta quebrada “La Cocinera” o similar. Si lo prefieres puedes elaborarla tu mismo con los siguientes ingredientes; 250 grs. de harina, 1 huevo, 100 grs. de mantequilla, 1 cucharada de agua fría y sal.
–  Aceite, sal y pimienta.

Preparación:

Cortar las cebollas y freirlas a fuego suave hasta que estén tiernas pero sin tomar color, escurrirlas eliminando el aceite lo máximo posible.

Desenrollar la lámina de parta y colocarla en el molde (preferentemente redondo), pincharla con un tenedor y cubrirla con papel de aluminio presionando bien las paredes para que no se bajen. Introducir en el horno, previamente calentado, a fuego medio durante 10 minutos, posteriormente retirar el papel de aluminio y hornear 5 minutos mas.

Batir los huevos y mezclarlos con la cebolla y la nata, salpimentar y verter en el molde con la lamina de pasta ya horneada. Adorna la parte superior a tu gusto e introduce en el horno hasta que esté completamente cuajada (30 minutos aproximadamente).

Al contenido de la tarta se le pueden añadir otros ingredientes como; champiñones, atún, jamón york, queso o cualquier otra cosa que te apetezca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here